Cardillos & Collejas

Hay tradiciones  que efectivamente se pasan de padres a hijos o de abuelos a nietos, como es el caso del post de  hoy: el placer de salir al campo en primavera para coger collejas y cardillos. Están deliciosos en potajes con garbanzos, revueltos o en tortilla. Seguro que más de uno y de dos los conocéis y también los cogéis. Para los que no lo hacéis, os animamos a ello, y si no contáis con maestro que os enseñe, os adjuntamos unas fotografías que os ayudarán.

Los cardillos

Cardillo

Cardillo

El cardillo (Scolymus hispanicus L.) es una planta silvestre que podemos encontrar en Arbeteta en las orillas de los caminos y linderos de la Vega, no siendo rara verla en las Eras. Al igual que las collejas, antes abundaba en los campos de cereales, pero con el uso continuo de los herbicidas han desaparecido. Nos cuentan que antes los mejores se criaban en las avenas, porque este cereal se araba y sembraba más tarde. Generalmente eran los trofeos que traían las mujeres y niños que iban a escardar.

IMG_6091

Cardillo seco

El cardillo es uno de los alimentos naturales más tradicionales. Es una   planta que  nos suele pasar inadvertida cuando se encuentra entre la vegetación. Tiene un aspecto morado con las hojas pegadas al suelo y en el centro suele conservar el tallo seco del año anterior, lo que nos facilita su búsqueda, especialmente al principiante. La recolección de cardillos tiene varias satisfacciones: el ejercicio de andar por el campo, la satisfacción de encontrarlos y recolectarlos uno mismo, y por último, el placer de saborearlos. La parte aprovechable son las hojas basales, que se recolectan antes de que aparezcan los tallos  floríferos, en general durante los meses de abril y mayo, dependiendo de las lluvias del año. Este año es extraordinario por las lluvias.

HERRAMIENTAS

Herramientas

cardillo en flor

Cardillo en flor

Intentaremos que podáis identificarlos mediante las fotografías que os adjuntamos. Si frecuentáis el campo,  localizáis la zona donde abundan en el mes de junio, porque está florecido y se identifican sus vistosas flores amarillas. Localizado el lugar podéis volver en abril y mayo del año siguiente. Los mejores cardillos son los que crecen entre las hierbas porque con la competencia por la luz solar son más grandes y más tiernos y no están abiertos al ras de suelo. Os recomiendo utilizar guantes para evitar los pinchos, y una buena navaja muy afilada para limpiar el cardillo in situ y no llevar la tarea a casa. Se debe cortar la planta entera respetando la raíz para que pueda volver a brotar al año siguiente. Deben pelarse, es decir, quitar las partes verdes de las hojas y dejar sólo el peciolo y el nervio, lo que vulgarmente se conoce como penca. Esta operación se realiza con una cierta facilidad agarrando cada hoja con la mano izquierda, mientras vamos pasando la navaja por los lados de la penca para quitarle lo verde. Si se hace con un poco de práctica, los pinchazos son mínimos.

Una vez pelados, se lavan con agua para eliminar los restos de tierra, se cortan en trozos y se cuecen en agua con sal. A continuación se suelen preparar de diferentes maneras. Una de las más frecuentes es rehogarlos con aceite de oliva y ajo para servirlos como acompañamiento de los garbanzos en el cocido.

PLATOCARD TORTILLACARDILLOS

Pero lo que os mostramos hoy es en tortilla. Para ello se rehogan muy bien, que suelten el agua de la cocción y se hacen en tortilla o revueltos. Se les puede añadir jamón o chorizo, pero eso lo dejamos al gusto del cocinero.

Las collejas

Collejas

Collejas

Las collejas (Silene vulgaris-Moench) son otra de las especies comestibles silvestres ampliamente conocidas  y apreciadas en Arbeteta. Se puede decir que es la verdura más fina y exquisita de cuantas son aprovechables de las silvestres.

Crecen las collejas en los terrenos baldíos que no hayan sido tratados con herbicidas y en los bordes de los caminos de toda la Vega. Son plantas que gustan mucho a las ovejas por lo que es incompatible su búsqueda con la presencia de los ovinos.

Brotan las collejas a finales de abril y primeros de mayo,  teniendo un lustroso color verde manzana. Crecen en corros. Una norma elemental de cualquier buen aficionado es coger las últimas hojas de la planta, nunca tirar de ellas arrancándolas de raíz, porque se eliminan futuras plantas para la próxima temporada, debido al carácter subterráneo de sus tallos. De la planta se utilizan las hojas y el tallo tierno.PLATOCOLL

Una vez que las tenemos limpias, para prepararlas se deben de seguir unos cuidados sencillos, como son el lavarlas de tierra y polvo. Recomendamos no cocerlas, porque pierden sabor y beneficiosos elementos nutrientes. TORTILLACOLLEJASLa tortilla es como mejor saben, para ello se ponen en una sartén con aceite de oliva, un poco de sal  y a fuego bajo ir depositando las collejas y conforme se van haciendo, al mermar bastante el volumen inicial, se va aportando más verdura hasta tenerlas reducidas y haciéndose en su propia agua. Después se hacen en tortilla, resultando un sabor inolvidable. En Arbeteta las collejas se han utilizado también tradicionalmente con garbanzos tipo potaje, sustituyendo a las espinacas.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Naturaleza. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cardillos & Collejas

  1. Rafael dijo:

    Estais haciendo unos trabajos muy buenos. Felicidades

  2. fernando dijo:

    Muy completo el trabajo sobre cardillos y collejas. Las ilustraciones, perfectas. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s